La depresión es una de las patologías que más se conoce por su larga trayectoria y la cantidad de personas afectadas por este cuadro, que forma parte de las afecciones del estado de ánimo.

El estado de ánimo de cualquier persona es una cualidad variable; no siempre estamos en el mismo tono emocional porque estamos ante situaciones distintas. Esta variabilidad es sinónimo de salud, de capacidad de adaptación.

Pero cuando las variaciones son muy largas o más acusadas, con grandes diferencias entre los momentos en que nos sentimos bien y los que tenemos bajo ánimo, podemos estar frente a uno de los síndromes depresivos.

En general, la depresión es una condición en la que el interés por las cosas cotidianas, la ilusión y la capacidad para interactuar con los demás, están seriamente comprometidas. La persona no siente deseos de hacer las cosas que hacía hasta entonces, no encuentra placer o satisfacción en nada y sus pensamientos se mueven en círculo.

La visión que uno tiene de sí mismo y de su mundo se altera, predominando los aspectos negativos o tristes, tanto al revisar el pasado, como al imaginar el futuro o describir el presente.

Existen diferentes patologías del estado de ánimo, desde la depresión mayor hasta el trastorno bipolar. De cualquier modo, ante la aparición de síntomas de este tipo conviene realizar una evaluación por parte de un especialista para distinguir las condiciones leves de los cuadros más severos, que requieren intervenciones desde diferentes profesionales de la salud mental.

En la mayoría de los casos, el tratamiento de estas patologías requiere un trabajo de psicoterapia como elección única o como parte fundamental del abordaje clínico. El objetivo es que la persona recupere la capacidad para funcionar de forma autónoma y motivarse, vuelva a tolerar las pequeñas oscilaciones de su ánimo, se aleje del exceso de reflexión y vuelva a confiar en percepciones y sentimientos.

La Psicoterapia

¿Qué es la Psicoterapia?

Es un proceso dirigido a recuperar el equilibrio emocional cuando hay un malestar psíquico debido a crisis personales o de relación, o cuando aparecen síntomas: ansiedad, depresión, etc.

Es una vía de exploración personal, de un mejor auto-conocimiento para la mejora de la calidad de vida.

¿Qué es la Terapia Gestalt?

Hay distintos modelos de Psicoterapia con características y métodos diferentes. Todas persiguen la salud de la persona, pero por caminos diferentes. Nuestro modelo o escuela es la Terapia Gestalt.

Saber más

Algunas de sus características:

  • Enfocar en el instante presente.
  • La experiencia presente es global: corporal, emocional e intelectual.
  • La experiencia es contacto con otro o con el entorno. La terapia amplifica la conciencia sobre ese contacto y como se consigue lo que se necesita o se pospone, boicotea, etc.

¿Qué modalidades de Terapia hay en el ITG?

La Psicoterapia puede adoptar diferentes formatos o modalidades, según la necesidad del paciente o las circunstancias del problema a tratar.

Así, puede tratarse a la persona, a la relación de pareja, a los vínculos familiares, al modo de relacionarnos, etc.

En caso de duda, es aconsejable iniciar por una consulta al terapeuta para pedir orientación.

Saber más

¿Qué tipo de problemas tratamos?

Problemas

La psicoterapia es útil ante una gran variedad de problemas emocionales y de relación:

  • Ansiedad, depresión, fobias, obsesiones, etc.
  • Pérdidas familiares, rupturas de relaciones
  • Problemas familiares, laborales
  • Crisis de pareja, crisis de adolescencia, crisis existenciales.

¿Qué es la Psicología Clínica?

La Psicología Clínica estudia y trata la patología: los llamados “trastornos” o “enfermedades” mentales.

Es una especialidad oficial en nuestro país y los profesionales que la practican tienen un título oficial de "Especialista en Psicología Clínica".

El trabajo clínico requiere un profundo conocimiento del funcionamiento de nuestro sistema nervioso, así como de los aspectos cognitivos, emocionales, etc. Todos ellos están involucrados en la salud mental, de un modo que pasa desapercibido, coordinadamente. En las patologías algunos o varios de estos factores han perdido su equilibrio o no funciona con la debida coordinación con los demás. El trabajo de la psicoterapia clínica es devolver el equilibrio a todos estos factores y a su inter-relación.

El abordaje clínico incluye todas las patologías psicológicas, si quieres más información:

Ansiedad Depresión

¿Cuándo Iniciar un Proceso Terapéutico?

  • Cuando sientes la dificultad de avanzar en tu vida.
  • Ante problemas frente a los que te encuentras sin alternativas ni recursos.
  • Tus familiares, amigos o, sobre todo, tu médico, te aconsejan atenderte determinado síntoma o conducta.
  • Sientes que tus emociones te desbordan (ansiedad, ira, depresión...).
  • Una relación importante es vivida como un conflicto sin solución (pareja, hijos, trabajo...).
  • Estás en un momento vital de cambio importante (separación, cambio de empleo...).
  • Te enfrentas a una situación traumática (enfermedad, accidente, pérdida de un ser querido, abusos...) actual o pasada.

Toda persona que sienta que algo se le dificulta (en lo personal o en su entorno), puede iniciar un proceso terapéutico en el momento en que sienta esa necesidad

Una sesión de terapia

¿Qué es?

La sesión de terapia es un encuentro en un ambiente seguro, entre el paciente y un terapeuta que le acompaña en la búsqueda de recursos personales.

Paciente y terapeuta trabajan conjuntamente, el terapeuta, con su experiencia experta, apoya el proceso de DARSE CUENTA del/la cliente que tiene la experiencia de su propia vida, potenciando así su capacidad de elegir y de tomar decisiones para la acción.

¿Cuánto Tiempo dura un Tratamiento?

La terapia depende de los problemas y de las habilidades de la persona. Hay procesos que requieren un acompañamiento largo y otros que en pocas sesiones se resuelven.

La terapia se basa, por un lado, en un proceso orgánico, la maduración, que requiere su tiempo. Y, por otro, en el compromiso de la persona y el terapeuta en ese proceso. En cualquier caso el final de una terapia es un acuerdo entre terapeuta y paciente.

¿Con qué Frecuencia se hacen las Sesiones?

Lo más habitual es comenzar haciendo una sesión semanal que permita un planteamiento serio de problemas y alternativas.

A partir del acuerdo entre paciente y terapeuta, esta periodicidad se ajusta al tipo de tratamiento y a las necesidades del paciente.

¿Cómo Iniciar una Terapia en el ITG?

En primer lugar la persona o personas interesadas, se ponen en contacto con el Instituto y programamos una entrevista inicial.

Esta entrevista es el escenario donde plantear las necesidades, resolver dudas acerca de la terapia y acordar los objetivos y el modo de conseguirlos.

Es también la forma de elegir y conocer al terapeuta, el inicio de esta relación. El progreso de la terapia, se apoya en la calidad de la relación terapéutica.